El Cannabis y sus beneficios para la piel

Cada día es más frecuente encontrar información acerca de investigaciones sobre la evolución de la cosmética con Cannabis. Los compuestos derivados de la especie Cannabis sativa, contribuyen en el tratamiento de ciertas enfermedades, pero también es un aliado extraordinario para la piel. 

Sus propiedades y nutrientes la convierten en un escudo protector contra el envejecimiento cutáneo, y es muy favorable para pieles con acné, secas y sensibles. En cosmética, se utiliza el cannabis en su formato de  aceite de cáñamo que puede estar enriquecido o no, con CBD. 

¿Qué es el Cannabis?

Las plantas del género cannabis provienen de la familia cannabaceae, entre las cuales se encuentran 3 principales especies:

  • Cannabis sativa
  • Cannabis indica
  • Cannabis ruderalis

De la especie Cannabis Sativa Sativa se obtiene el aceite de cáñamo también conocido como Hemp, y también se obtiene el Cannabidiol o CBD, que no es psicotrópico

Por su parte, la especie Cannabis Sativa Indica, tiene presente el tetrahidrocannabinol o THC que es el componente activo de la marihuana y tiene efectos psicotrópicos, de allí su relación con el uso recreacional.

Sin embargo, ambos componentes, el CBD y el THC, tienen usos medicinales específicos y, particularmente el CBD está protagonizando muchas formulaciones de cosmética con Cannabis debido a sus probados beneficios en la piel.

¿Qué es el aceite de cáñamo?

Este aceite cuyo nombre en inglés es Hemp, es uno de los responsables del desarrollo de la cosmética con Cannabis. Se obtiene a partir de las semillas de la especie Cannabis sativa sativa, tiene propiedades extraordinarias para el cuidado de la piel porque es hidratante debido sus componentes Omega 3 y 6, es seborregulador, antioxidante y nutritivo por su alto contenido en vitamina E.

  • Antioxidante y equilibra la grasa de la piel del rostro

Su acción en la piel contra los radicales libres retrasa el proceso de envejecimiento. Igualmente, está indicado en casos de acné porque equilibra la producción de grasa, evita el daño causado por factores ambientales como la contaminación. 

  • Hidratante y nutritivo

Contiene un altísimo porcentaje de ácidos grasos esenciales como el Omega 3 y el Omega 6, que actúan como hidratante, previenen el envejecimiento cutáneo y ayudan a revitalizar las pieles apagadas y secas, aportándoles nutrientes y luminosidad. Igualmente funciona muy bien en la recuperación de las pieles irritadas.

¿Qué es el CBD? 

El cannabidiol también conocido como CBD, es uno de los compuestos orgánicos que se encuentran en los tricomas de la especie Cannabis sativa sativa, con resultados significativos en tratamientos para el control de la epilepsia, dolor crónico, enfermedades degenerativas, artritis, ansiedad e insomnio, entre otras.  

Beneficios cosméticos del CBD

La cosmética con Cannabis promueve el uso de la molécula del CBD por sus destacados usos terapéuticos, es ideal para tratar pieles inflamadas y sensibles, dadas sus propiedades calmantes y nutritivas. El CBD ofrece múltiples aportes para la industria cosmética en general, por tratarse de un poderoso antioxidante natural. 

El sistema endocannabinoide

En nuestro organismo tenemos un sistema endocannabinoide conformado por receptores de cannabinoides (cb1 y cb2), que están involucrados en una variedad de procesos fisiológicos como el apetito, sensación del dolor, efecto placebo, etc.

Específicamente en la piel contribuyen al proceso de la homeostasis (estabilidad y autorregulación) así como la protección cutánea del daño causado por factores ambientales,  y el equilibrio de las glándulas sebáceas.

¿Es legal la cosmética con Cannabis?

El cultivo del cannabis con fines industriales de fibras y semillas sí está permitido. La abogada Victoria Alonso ha dedicado un artículo a este tema dadas las controversias que existen sobre el uso de esta planta, por las confusiones que han generado el desconocimiento de las diferencias entre el CBD y el THC, que describimos anteriormente. 

Para comercializar en España productos cosméticos que contengan cannabis tienen el condicionante de nunca superar el 0.2% de THC y destacar que son productos de uso externo y que no son aptos para el consumo humano. 

Como hemos mencionado, el aceite de cannabis no es lo mismo que el CBD. Aunque podemos encontrar en el mercado aceites de cannabis enriquecidos con CBD, es importante saber diferenciarlos. 

El CBD, por su parte, tiene una regulación específica que presenta tres escenarios posibles de origen:

  • Debe provenir de un cultivo industrial de hojas y semillas. 
  • En caso de que provenga de la flor, este debe de estar avalado por la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) . 
  • CBD sintético. 

Como hemos podido observar, los atributos de algunas especies de cannabis son muy alentadores para diversos tratamientos de enfermedades, así como también para el cuidado de la piel. Los estudios sobre estas especies de plantas son cada vez más esclarecedores, y ha despertado mucho interés el funcionamiento de nuestro sistema endocannabinoide y la compatibilidad con las sustancias de las plantas del cannabis.

Su estudio va en progreso pero aún es mucho lo que falta por descubrir.